SIMONE WEIL. CARTA A GEORGES BERNANOS (1938)

Por ridículo que sea escribir a un escritor, que está siempre, por la naturaleza de su oficio, inundado
de cartas, no puedo resistirme a hacerlo después de haber leído Los grandes cementerios bajo la
luna. No es la primera vez que un libro suyo me afecta; el rural Diario de un cura es a mis ojos el
más hermoso, al menos de los que he leído, y ciertamente un gran libro. Pero aunque me hayan
podido gustar otros libros suyos, no tenía ninguna razón para importunarle escribiéndole.

SIMONE WEIL. ANTÍGONA

https://www.elviejotopo.com/topoexpress/antigona-simone-weil/

Este artículo fue publicado originalmente por Simone  Weil  en  una revista dirigida a obreros (Entre nous, chronique de Rosieres, Rosieres, 16 de mayo de 1936). Con él quiso dar comienzo a un antiguo proyecto suyo: hacer accesible a las masas populares las grandes obras de la filosofía griega. La traducción castellana, de María Eugenia  Valentié, fue publicada  en: S. Weil, La fuente griega, Editorial Sudamericana, Buenos Aires  1961. Se reproduce aquí con autorización de esa Editorial (nota del editor).

Vulnerabilidad y violencia en el «Prologue» de Simone Weil. Josep Otón

https://laberintia.files.wordpress.com/2020/07/vulnerabilidad-prologue-sw-josep-oton-revista-raco.pdf


Al marchar hacia el exilio, la filósofa Simone Weil escribió un texto enigmático, Prologue, que pone
de manifiesto dos cuestiones: la importancia de la vulnerabilidad en su vida y en su obra (cuestión que
teorizó a través del concepto «desdicha») y el clima de violencia de esa época (que define con la idea de
«fuerza»). La búsqueda de la verdad contribuye a esclarecer la relación entre vulnerabilidad y violencia…

La violencia es la otra cara de la vulnerabilidad. La prepotencia de unos se ensaña ante la debilidad de otros. Weil utiliza el concepto «fuerza» para designar esta dimensión de la violencia, ejercida de forma impersonal, que deshumaniza tanto al agresor como a la víctima. El Prologue se hace eco de esta agresividad latente en las relaciones humanas. La protagonista de este breve relato es expulsada del paraíso del encuentro. Sin explicación alguna, es desterrada. Los sentimientos de abandono y añoranza que se desprenden de esta obra se pueden interpretar a la luz del estado de ánimo que vive la autora al verse obligada a abandonar Francia.